Escuchar la entrada

Cuando me recibí de Consultora Psicológica, mis primeros consultantes eran adolescentes. En aquel momento sentía que no tenía las suficientes herramientas. Una deficiencia, quizás en la formación de aquellos años.

Recurrí a centrarme en cada uno de ellos, en personalizar su atención. Y empecé a estudiar. Primero Gestalt, luego acompañamiento terapéutico y luego Atención Integral del Adolescente del Ministerio de Salud.

Saqué mi potencial lúdico y comencé a transitar este camino.

Hoy tengo la dicha de seguir atendiendo a esta etapa doliente del ser humano. Y reflexiono acerca de la importancia de la Capacitación. De tener recursos y herramientas a disposición del consultantito como los llamo.

Y recuerdo en aquel momento acompañar una niña abusada, un adolescente que no quería crecer, etc.   En fin…experiencias de consultorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *