Supervisión a Profesionales

Accesibilidad Invidentes: escucha la entrada

La supervisión es un método auxiliar al tratarse de un procedimiento vinculado al ejercicio profesional, siendo un pilar de la acción laboral.

Consiste, efectivamente en “mirar desde arriba”, (etimológicamente hablando) es decir, se trata de una
actividad por la cual alguien “mira” el trabajo de otra persona sobre la que tiene una responsabilidad.

Los cuatro objetivos básicos de la supervisión son:

a. Enseñanza y formación permanentes.
b. Ofrecimiento de servicios de calidad.
c. Socialización del profesional.
d. Elevar el nivel teórico y práctico de las actuaciones.

La supervisión desde el enfoque centrado en la persona es aquella que tiene en cuenta en sus objetivos y aplicación el ofrecer apoyo a las personas que reciben dicha supervisión, de forma que puedan superar mejor las tensiones y dificultades que se presentan en el ejercicio de su
trabajo.

En muchas ocasiones va dirigida a analizar los aspectos personales del supervisado
que influyen en su práctica cotidiana, de modo que pueda entender qué factores
psicológicos personales afectan directamente a sus actuaciones profesionales y pueda
conseguir superarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.