Medicina China

El cuerpo humano está nutrido, protegido y balanceado por una compleja red de Canales que transportan el Chi. Estos canales son los que mantienen y soportan el proceso de la vida, ya sea desde una simple célula hasta la totalidad de los órganos y los tejidos del cuerpo. Cada uno de ellos tiene su esfera de influencia y su función en el mantenimiento de la salud física y mental.

La Medicina Tradicional China (MTC), es un sistema de salud formado por teorías y prácticas ancestrales, cuyos registros provienen de la antigua China.
La Medicina China es una terapia holística ya que considera al paciente en su aspecto individual (físico, mental y espiritual) y también en su relación con el medio natural y universal.

Los pilares fundamentales de la Medicina China son la “Teoría del Yin y el Yang” y la “Teoría de los Cinco Elementos”. Los principios y las premisas de la MTC se extraen de la filosofía tradicional taoísta, la escuela del pensamiento más antigua y singular de China. El concepto central, según lo expresado,  es que toda forma de vida es animada gracias a una energía vital denominada “Qi” y todas las técnicas que se aplican apuntan al reestablecimiento de su libre fluir, a mejorar la calidad de esa energía y a preservarla de un desgaste innecesario a través de la digitopuntura, la reflexologia y la dietetica energética.