Dietética Energética

Según la dietética china, cada alimento está asociado a un órgano o estado. Para mantener la salud, como el ser humano forma parte de la Naturalezadebe adaptar su modo de vida y su alimentación a sus ciclos naturales para restablecer el equilibrio.

La dietética energética de la Medicina Tradicional China (MTC) enseña a alimentarnos en función de las necesidades fisiológicas, emocionales y energéticas de nuestro organismo. Cuando hay algún meridiano alterado, la alimentación puede volver a equilibrarlo.

Hay dos variables con efectos terapéuticos que los chinos identifican: Sabor y Naturaleza de los alimentos. 

1. Sabor de los alimentos: La MTC tiene en cuenta los sabores para determinar el efecto terapéutico de los alimentos. Como sabor, hace referencia al gusto particular que cualquier alimento nos produce al ingerirlo. También se incluye a  la reacción que produce en nuestro cuerpo ese sabor. Estos 5 sabores básicos son: el ácido, el amargo, el dulce, el picante y el salado. Los dulces son los de mayor peso, pues generan un efecto armónico. El ácido astringe, el amargo seca, el picante dispersa y/o calienta y el salado ablanda las durezas.

También es muy importante hablar del concepto de sabor dulce nutritivo, y el sabor el dulce tóxico. Los alimentos dulces nutritivos son en su mayoría las verduras, las frutas y los cereales – el maíz, la quinoa, el trigo, la avena, etc.-En cambio los alimentos preparados o endulzados con azúcar, fructuosa, sacarina o cualquier otro endulzante, sea natural o químico, están fuera de la clasificación de sabor dulce nutritivo porque su consumo puede debilitar el cuerpo.

2. Naturaleza de los alimentos: se refiere al efecto que los alimentos producen en el organismo cuando los ingerimos. Se basan en la ley de Yin – Yang y se clasifican en alimentos tibios y calientes; alimentos frescos y fríos; alimentos neutros.

  • Los alimentos denominados tibios y calientes aumentan la vitalidad y la temperatura corporal que es el Yang, por ejemplo cuando hay un exceso de calor – sudoración excesiva, sofocos, mucha sed -necesitaremos compensar con alimentos fríos.  Alimentos tibios podrían ser los cereales integrales,la soja, los guisantes, y los vegetales como ajo, nabos, cebollín o coliflor, sopas calientes, y frutos secos que también ayudan a calentar el centro del cuerpo.
  • Por el contrario, los alimentos frescos y fríos disminuyen el calor, nutren los líquidos orgánicos y la sangre. Aumentan el Yin. por ejemplo los utilizaremos cuando tenemos sensación de frío lumbar, de pies o de manos, etc. Alimentos fríos serían el melón, la sandía, el pepino, el pulpo, el cangrejo, los yogures, etc.
  • Los alimentos neutros, en cambio, ayudan a conservar el equilibrio  y armonizan el cuerpo.

Para saber exactamente qué cantidad de alimentos dulces, ácidos, amargos, picantes o salados tenemos que consumir y también qué tipo de la naturaleza es buena para nosotros, la dietética energética china toma en cuenta las necesidades internas de cada persona, así como las variables externas. En lo interno, la actividad física, el estado de salud y las emociones son factores determinantes. En lo externo, las estaciones del año, el clima o la  humedad, entre otras, son las variables a considerar para determinar nuestra dieta. La terapeuta en Medicina China considerará a través de una entrevista personalizada cuales son los alimentos indicados.