Acoso Moral

El marginar a una persona, maltratarla, humillarla, conduce a la persona a la pèrdida de sentido.

En un intento por comprender, la persona se pierde en un espiral de auto-inculpaciones sin fin.

La perversiòn en tal situación està dada en la intencionalidad.

Los acosadores suelen enmascararse en excusas, invocaciòn del error, la torpeza y la broma para justificar su conducta.

Estas negaciones puede ser una hábil estrategia o tal vez un proceso inconsciente. Se puede tener un registro que està hiriendo al otro pero negar  o banalizar la mala imagen de sí mismo que genera.

La víctima va a necesitar que el agresor reconozca la violencia que ejerce, caso contrario sellenarà de dudas acerca de sus percepciones.

 

El acoso moral puede manipular a la persona mediante el desprecio de su libertad con el ùnico fin de que los demàs aumenten su poder y su beneficio.

 

La manipulaciòn se clarifica cuando cuando el acoso es una estrategia deliberada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.