Sos victima de bullying?

El acoso  entre iguales limita las posibilidades de aprender; provoca en las víctimas sufrimiento, soledad, inseguridad, pérdida de autoestima. Una víctima de acoso escolar perderá el interés por la escuela, por sus relaciones y actividades escolares.

Cómo prevenir el acoso escolar (bullying)

Fortaleciendo una política escolar integral que involucre a la comunidad escolar (incluyendo el personal docente, directivos, administrativos, padres y madres de familia o en su caso tutores y estudiantes), asumiendo la naturaleza multidimensional del acoso.

Abordaje curricular: Se propone impartir el tema en una clase, reflexionar, y sensibilizarse de las consecuencias que genera este problema: Detectar, identificar y prevenir.

Favorecer las habilidades sociales y psicológicas del alumnado: Comunicación, manejo de emociones, trabajo cooperativo para resolver los problemas.

Espacios escolares seguros (patio de recreo, cafetería, baños, jardines, pasillos) con supervisión cercana y constante.

Estrategias reactivas: Se dan después de que se manifiesta el acoso escolar (bullying) y consisten en escuchar el caso, atenderlo, denunciarlo, sancionarlo de acuerdo a los términos establecidos y darle seguimiento hasta sus últimas consecuencias.

Apoyo de pares: Con acciones proactivas de los mismos estudiantes (denunciando).

Resiliencia: es “la capacidad humana de recuperarse y sobreponerse con éxito a la adversidad”. Indica que la formación de una persona, no depende de sus experiencias en la infancia, es decir, una niña, niño o joven que sufrió pobreza, violencia o adicciones de los padres, puede salir adelante y formarse sin repetir esos patrones de conducta.

Sin embargo, no todas las niñas, niños o jóvenes lo logran.

Acciones preventivas

Reducen las probabilidades de que ocurra el acto. Son precauciones tomadas a tiempo para evitar algo que es posible, pero que no es deseado.

  • Para alumnos(as) víctimas de acoso escolar (bullying) Evitar quedarse solos, sobre todo en zonas donde no haya personal de la escuela.• Hablar de lo que ocurre con su padre, madre, tíos, amigos o con aquellas personas a quienes les tengan más confianza. • Intentar no mostrar miedo ni disgusto.• Contestar con humor a las burlas.• Evitar responder a los ataques (no otorgar poder a los agresores(as)).• Ante una agresión, exigir que se detengan. • Contestar con calma o de lo contrario, alejarse de inmediato. • Refugiarse donde haya un docente, amigo(a) o personal de la escuela.
  • Para la familia Preocuparse por sus hijos e hijas. • Crear un canal de diálogo. • Aprender a escuchar.• Estar en contacto con el personal de la escuela y buscar información acerca de la forma en la que se relaciona su hijo o hija con los otros compañeros. • Conocer a los amigos(as) de sus hijos e hijas y a la gente con quienes conviven a diario.• Regular los horarios y programas de televisión que sus hijos e hijas pueden ver así como restringir el uso de dispositivos electrónicos (teléfono móvil). •Conocer a los amigos y amigas que tiene por internet.• Enseñarles a descifrar, entender y diferenciar el mundo real del virtual.• Participar en las actividades extra escolares y comités de prevención.•
  • Para los maestros: Estar alerta. • Fomentar la comunicación, el diálogo, la participación y el trabajo cooperativo.• Hacer cumplir las normas y reglamentos de la escuela. • Incorporar herramientas lúdicas que refuercen una convivencia armónica en la comunidad escolar. • Crear un comité contra la violencia escolar. • Recordar y divulgar el derecho de todas las niñas, niños y jóvenes a ser respetados. Nadie puede abusar de ellos física, psicológica ni sexualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.